Una residencia de prestigio en el centro histórico de “Carpineto Sinello” en la provincia de Chieti, situado a 412 m sobre el nivel del mar en la región verde de Europa.

Carpineto Sinello, a 20 Km del Golfo de Vasto y a 15 Km de la playa de Casalbordino, es un ameno pueblito del Medio Vastese, sobre cuyo poblado domina la mole del castello Ducal, ahora en restauración.

Ideal por quien quiere pasar una estancia de relax y de armonía sin perdere la posibilidad de llegar al mar, a los grandes centros urbanos, a los montes y a los parques.

Il Glicine está compuesto por diez habitaciones, todas amuebladas, muebles antiguos, empapelados y cuadros. En el primero piso hay el vestibolo, el salón, el comedor, la cocina, la dispensa y un jardín pensil, florido en la estación. En el jardín se puede tomar sol, descansar, leer o ver la televisión. En los días lluviosos y fríos gozaréis de la tibieza de la calefacción o la llama viva de las chimeneas.

En el segundo piso hay cuatro habitaciones matrimoniales, una habitación individual y dos baños. En la buhardilla hay una habitación individual con baño y sala. Las habitaciones y los baños tienen telefonos interiores con la cocina. Además hay una salida que lleva al mirador de la Iglesia de San Michele Arcángel.
Las habitaciones son amplias, dos tienen balcones que miran hacia el valle del Sinello, en el fondo el mar, donde se levanta el sol, y a la derecha los montes. Colle San Giovanni y Monte Sorbo de más de 900 metros de alto, cubiertos de pinos, robles y carpes europeos. En los días límpidos desde Monte Sobro, se ven las islas Tritones por una parte y por otra el Monte Pallano, en el fondo el macizo de la Maiella. Estas destinaciones son alcanzables a pie, en bicicletta y en coche, en el respeto de la naturalezza y del territorio.

El desayuno, generoso y estrado, está servido en el comedor y en jardín, gozando de la vista panorámica de la valle del Sinello.

Para los que aman la cocina, se pueden gustar platos típicos de la cocina regional y local, elaborados con productos típicos y acompañados por un buen vaso de vino o de cerveza. El cordero a la brasa está óptimo.

Para internautas hay un punto de Internet a pago. Nuestra dirección de correo electrónico será gratuita para todos los huéspedes.

Están disponibles, pero no pertenecen a la casa, las pistas de tenis, el juego de bochas, los juegos para los niños y los caballitos.

En la estación se pueden recoger setas y trufas.

Visualización normale